La gestión del cambio en su compañía

La gestión del cambio en su compañía

Ninguna organización puede darse el lujo de estancarse y más en la actual situación en la que esta pandemia ha cambiado y cambiará muchas cosas. Siempre habrá nuevos retos que afrontar, una mejor forma de hacer las cosas,… y para ello no podemos quedarnos parados.

Sin embargo, todos los cambios que deben realizarse deben planificarse e implementarse cuidadosamente, de lo contrario, puede terminar haciendo más mal que bien en su empresa. Es aquí donde entra la gestión del cambio que es un enfoque estructurado para garantizar que los cambios se completen, se implementen sin problemas y tengan el impacto deseado en su compañía.

¿Qué es la gestión del cambio?

La gestión del cambio se basa en teorías de muchas áreas como la psicología, las ciencias del comportamiento, la ingeniería y el pensamiento sistémico.

En ella hay muchos modelos diferentes para elegir. Por ejemplo, el modelo de gestión del cambio de Kurt Lewin divide el proceso de cambio en tres etapas clave, llamadas «descongelar-cambiar-volver a congelar». Por otro lado, Kotter proporciona una guía más completa de 8 pasos para los cambios en su libro “Liderando el cambio” (“Leading Change”), publicado en 1995.

La idea central de todas las teorías de gestión del cambio es que ningún cambio ocurre aislado si no que el cambio afecta de alguna forma a toda la organización y a todas las personas que la integran. Sin embargo, con una buena gestión del cambio, puede animar a todos a adaptarse y adoptar su nueva forma de trabajar.

Cuatro principios de la gestión del cambio

La gestión exitosa del cambio se basa en cuatro principios básicos:

  1. Comprende los cambios.
  2. Cambios de planes.
  3. Implementa los cambios.
  4. Comunica los cambios.

Vamos a revisar cada uno de ellos, así como algunas herramientas y técnicas que se pueden utilizar en la práctica:

Principio 1: Comprender los cambios

Para promover con éxito los beneficios del cambio, debe comprenderlos usted mismo o la dirección de la compañía. Así que por favor considere:

¿Por qué es necesario cambiar?

¿Cuál es tu principal objetivo?

¿Cuáles son los beneficios para la organización?

¿Cómo tendrá un impacto positivo en las personas?

¿Cómo afectará la forma en que trabaja la gente?

¿Qué deben hacer las personas para que el cambio sea exitoso?

También puede ser útil considerar las consecuencias negativas de no convertirse. La ecuación de cambio de Beckhard y Harris muestra que para que el cambio surta efecto, debe haber suficiente insatisfacción con la antigua forma de hacer las cosas. Sin embargo, las personas también deben estar seguras de que el nuevo método será mejor y de que hay un camino claro hacia él.

Deja una respuesta